LA OFICINA NACIONAL DE DIÁLOGO Y SOSTENIBILIDAD (ONDS)

UNA APUESTA POR EL DIÁLOGO Y EL DESARROLLO

 1.1. OBJETIVOS Y FUNCIONES DE LA ONDS

La ONDS trabaja activamente por promover el diálogo, guiada por enfoques relacionados con una cultura de paz. Sus objetivos fundamentales son:

  • Contribuir al fortalecimiento de la gobernabilidad democrática y el desarrollo del país, rescatando la relación entre el ciudadano  y el Estado.
  • Transformar los conflictos sociales en oportunidades de desarrollo a partir de su prevención y gestión con políticas institucionalizadas de diálogo y desarrollo sostenible.

 La consolidación de la gobernabilidad democrática es el objetivo de todo gobierno responsable y con visión de largo plazo. Se trata de darle viabilidad y estabilidad política al país, fortaleciendo sus instituciones y los valores democráticos, favoreciendo la creación de consensos ciudadanos.

Del mismo modo, se busca un abordaje integral de los conflictos, incidiendo particularmente en su prevención a través del diálogo y la solución pacífica de los mismos, instalando procedimientos que puedan sostenerse en el tiempo, independientemente del equipo que la gestione.

La concreción de estos objetivos es posible, a través del Decreto Supremo (DS) 106-2012-PCM publicado el pasado 25 de octubre. Donde se le asigna a la ONDS diez funciones que reflejan el nuevo enfoque del Estado en el tratamiento de los conflictos, la voluntad de desarrollar e institucionalizar el diálogo como la forma más efectiva de resolverlos; así como, el fomento de una cultura de paz con una educación ciudadana y democrática.

grafico1


 

grafico2

Estas cinco áreas corresponden al nuevo enfoque del Estado, orientado a promover el diálogo y el diseño de propuestas de política pública para la prevención y gestión de conflictos, la educación ciudadana y el análisis e investigación de la temática.

 

La ONDS, desde su posición en la Presidencia del Consejo de Ministros, es la encargada de articular y coordinar actividades que despliegan los diferentes sectores en materia de conflictos, tal como lo señala el D.S 106-2012-PCM, el cual también adscribe la Comisión Multisectorial de Prevención de Conflictos Sociales (creada por Resolución Ministerial N° 380-2006-PCM) y a la Presidencia del Consejo de Ministros a través de la ONDS.

 

Esta Comisión, integrada por representantes de todos los sectores y presidida por la PCM, coordina las acciones para la prevención y atención de conflictos a nivel del Poder Ejecutivo. Asimismo, permite proporcionar al Presidente del Consejo de Ministros información y asesoría para implementar estrategias, políticas y acciones que anticipen, prevengan y contribuyan a resolver situaciones de riesgo y amenazas a la gobernabilidad democrática del país.

 

En el marco de estos planteamientos globales, la Oficina diseña objetivos y estrategias que le permitan cumplir con el mandato que se le ha encomendado.

 1.2. LAS ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN

 La ONDS recoge la experiencia y los logros del Gobierno Nacional para la gestión de conflictos sociales. Se han evaluado así tanto los avances realizados por la oficina antecesora, como los aportes de diferentes sectores del Poder Ejecutivo para diseñar sus estrategias de intervención.

 La ONDS recoge particularmente las recomenda-ciones formuladas por la Comisión Multisectorial, creada por Resolución Suprema Nº189-2012-PCM, sobre los ejes estratégicos de la Gestión Ambiental. Dichas recomendaciones buscan propuestas para armonizar la convivencia de industrias extractivas con los ciudadanos y el medioambiente. En ese sentido, la comisión plantea el fortalecimiento del Sistema Nacional de Gestión Am-biental a través de la creación, por ejemplo, del Sistema Nacional de Impacto Ambiental (SEIA). Esta y otras herramientas son un aporte fundamental para el cambio impulsado por el Poder Ejecutivo en el manejo de los impactos de las industrias extractivas.

 En lo referente al mandato de la ONDS, el informe de esta Comisión resalta como un objetivo de Estado la necesidad que desde éste se garantice el diálogo y la concertación preventivos para construir una cultura de paz. La ONDS asume por lo tanto el desafío, desde el Poder Ejecutivo,  de instaurar el diálogo como la vía privilegiada para prevenir y solucionar diferencias, controversias y conflictos.

En base a la experiencia acumulada, la ONDS prioriza el diseño y aplicación de estrategias que se adelanten al conflicto, y eviten el surgimiento o agravamiento de aquellos que actualmente se radicalizan. Todas estas estrategias tienen como eje transversal el diálogo, el cual es la piedra angular de la política del gobierno en la materia.

 1.2.1. DISEÑO DE PROPUESTAS DE POLÍTICA

 En esta línea, se ha priorizado el diseño de pro-puestas de política, basadas en la experiencia de estos años en el manejo de conflictos, los cuales plantean a la PCM la necesidad impostergable de ir más allá de la gestión y negociación caso por caso de los mismos. Esto supone buscar soluciones globales que no sólo eviten el desarrollo del conflicto, sino que reduzcan incluso la posibilidad de su desencadenamiento.

 Es sabido que, enfrentar los factores estructurales demanda un conjunto de reformas económicas y políticas, cuyos resultados pueden madurar en el mediano y largo plazo; sin embargo, se pueden acometer cambios en el corto y mediano plazo en el plano institucional y en el de las percepciones y prácticas colectivas, que contribuyan a reducir, e incluso, a evitar el surgimiento de los conflictos.

 Por ello, la Oficina  plantea desarrollar:

 grafico3

  a) Nuevas políticas de relación empresas – comunidades

 Una condición para la gobernabilidad democrática y el desarrollo sostenible e incluyente del país, es  crear un clima adecuado para las inversiones, garantizando la protección de los derechos ciudadanos. En la medida que el Estado ejerza una efectiva cautela de tales derechos, la tensión social disminuirá y se crearán condiciones para una mayor estabilidad política, indispensable para atraer y asegurar las mencionadas inversiones.

 Por ello, parte de nuestro trabajo se focaliza en torno a los conflictos relacionados con la presencia de empresas, especialmente de industrias extractivas en zonas andinas y amazónicas, en donde la pobreza, la exclusión y la persistencia de grandes brechas sociales son altas.

 El desarrollo de proyectos extractivos desencadena una serie de pugnas en torno al uso y preservación de los recursos naturales por parte de la población y de otros grupos de interés. Varios de estos conflictos se desatan o agravan por políticas y prácticas empresariales que, orientadas de otra manera, reducirían esa posibilidad.

 Una visión integral en torno a estos conflictos, pone en agenda la revisión total o parcial de las políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y de Relaciones Comunitarias (RRCC) de las empresas, a fin de sugerir cambios e innovaciones que puedan mejorar su desempeño, generar acuerdos y consensos con la población del entorno y establecer con ésta nuevas relaciones estratégicas. Esta será una línea de trabajo desde la ONDS, a fin de aportar al desarrollo de mejores prácticas empresariales.

 Se promoverá también un involucramiento más activo de las empresas extractivas en el desarrollo local de sus entornos, con una perspectiva de sostenibilidad que facilite la creación de dinámicas económicas y sociales capaces de capitalizar y mejorar los ingresos de las poblaciones, afirmando la institucionalidad democrática local, más allá del tiempo que permanezcan en la zona.

 b) Nuevas políticas de relación Estado-empresas

 El fortalecimiento de las capacidades del Estado para desarrollar intervenciones que reduzcan o controlen eficazmente la conflictividad, es necesario para consolidar su imagen como instancia capaz de arbitrar y procesar los conflictos. Resulta conveniente entonces tomar diversas medidas, una de las cuales está relacionada con los vínculos existentes entre el Estado y las empresas.

 Un punto clave es la fiscalización oportuna del cumplimiento de las normas por parte de las empresas. La legislación estipula importantes mecanismos de supervisión y control de las industrias extractivas desde distintas oficinas públicas.

 El estricto acatamiento de las actividades normadas por ley y el conocimiento público de las labores fiscalizadoras del Estado, contribuirán a reducir o controlar factores susceptibles de desencadenar conflictos. La ONDS trabaja en la promoción de estas labores por parte de las entidades públicas responsables, alcanzando propuestas y sugerencias para lograrlo. Una supervisión y control eficaz y transparente de las empresas contribuye a reforzar un clima de estabilidad para la inversión, y reduce fuentes potenciales de conflictividad.

 c) Nuevas políticas de relación Estado-sociedad

 En el pasado, muchos de los conflictos se desencadenaban debido a la manera en que los poderes del Estado y los distintos  niveles de gobierno legislaban y aplicaban las normas.

Estas prácticas tradicionales cambian en una democracia cuando se crean consensos mínimos entre la ciudadanía, lo que es necesario reforzar, evitando cualquier medida susceptible de crear alguna controversia o conflicto. La administración pública en sus distintos niveles debe actuar siempre considerando el entramado social y político en el que se aplican sus decisiones.

 Por ello, es necesario trabajar en el diseño de pro-puestas e instrumentos que contribuyan a que las autoridades, legisladores y funcionarios públicos puedan evaluar los impactos sociales de sus decisiones, particularmente su incidencia sobre la conflictividad.

 Es necesario reforzar la capacidad del Estado para actuar siempre con responsabilidad social, lo que demanda prever con anticipación eventuales situaciones conflictivas. Por esta razón, desde la  ONDS se diseñan y alcanzan propuestas que contribuyen a promover las buenas prácticas de gobierno y de gestión pública a nivel de los sectores.

 La propuesta apunta igualmente a fortalecer capa-cidades en los Gobiernos Regionales y Locales para la prevención de conflictos, diseñando instrumentos y propuestas sencillas y adaptables a sus condiciones, que permitan introducir prácticas de buen gobierno, concertar voluntades y construir consensos en torno a temas sensibles.

 1.2.2. PREVENCIÓN

 grafico4

Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (SART)

 El Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (SART) articula tres subsistemas: Información, Respuesta y Monitoreo. En un primer momento, el sistema recoge y analiza la información sobre casos de diferencias o controversias que estén escalando para constituirse en un conflicto social, la cual permite generar mecanismos de acciones sectoriales o multisectoriales para dar una respuesta estatal eficaz. Para esto último, la Comisión Multisectorial de Prevención de Conflictos Sociales será un espacio fundamental.

 Asimismo, se está construyendo una plataforma de interoperabilidad que articulará el SART con los sistemas informáticos de monitoreo de conflictos sociales de cada sector del Gobierno Nacional y de los Gobiernos Regionales, dinamizando las respuestas de las entidades públicas a las demandas de la población.

 El sistema tiene como fuente de información a los gobernadores, así como a los Comisionados Regionales de la ONDS, los sectores del Gobierno Nacional y Gobiernos Regionales. Se alimenta asimismo, de información proveniente de los medios de comunicación y la Dirección Nacional de Inteligencia, e irá incorporando diferentes órganos de gobierno con competencia en el tema.

 Una herramienta fundamental será el catálogo de metadatos especializado que almacenará información espacial y documental de las acciones (proyectos de inversión pública, monitoreos ambientales, etc.) que los diferentes sectores desarrollan en zonas asociadas a las alertas tempranas.

 – Identificación de zonas de riesgo para la intervención preventiva

 En el segundo eje,  se desarrollan instrumentos para la prevención (portafolio de mapas de inversión pública y privada, mapas de organizaciones y actores sociales, mapas de vulnerabilidad ambiental, mapas de pobreza), en las diferentes regiones del país. Estas herramientas permiten identificar zonas de riesgo para intervenir en la promoción del desarrollo con obras, proyectos y servicios públicos, afirmando la presencia del Estado en las zonas.

 

Asimismo, se incidirá en los sectores para incluir las zonas de riesgo en la programación presupuestal y los presupuestos participativos del Ejecutivo, Gobiernos Regionales y Locales. En ese sentido, la ONDS cumplirá un rol movilizador del Estado.

 – Institucionalización de la política de prevención  en los tres niveles de gobierno.

 Corresponde al tercer eje institucionalizar la prevención de conflictos sociales en todos los niveles de gobierno. Para ello, se orienta a los Gobiernos Regionales y Locales en la elaboración de políticas de prevención; la creación y fortalecimiento de Oficinas de Gestión del Diálogo y la articulación con los Sistemas de Alerta Temprana de los Gobiernos Regio-nales, enfatizando la importancia de la prevención en dichos niveles. Una herramienta fundamental para el fortalecimiento de capacidades de los Gobiernos Subnacionales es el desarrollo de Proyectos de Inversión Pública.

 Merece destacarse especialmente la implementación, a partir de septiembre del presente año, de un proyecto piloto en la región Apurímac, donde se trabaja estrategias de prevención y gestión del diálogo, especialmente en zonas de riesgo como Andahuaylas y Cotabambas.

 grafico5

b) Ruta de las acciones de prevención para la transformación de las diferencias y controversias

 La ONDS viene ejecutando acciones de prevención para el tratamiento de las diferencias y controversias registradas por diversas fuentes de información. Estas tienen al diálogo como eje fundamental, y son parte de los esfuerzos realizados para la construcción del Sistema Nacional de Prevención de Conflictos Sociales. La ruta de tratamiento de las diferencias o controversias es la siguiente :

  1.2.3 GESTIÓN DEL DIÁLOGO Y NEGOCIACIÓN

 Esta es la intervención que la ONDS despliega desde su creación como Oficina de Gestión de Conflictos Sociales.  Los conflictos se atienden de acuerdo a las competencias en los tres niveles de gobierno y otras instancias del Ejecutivo. La ONDS coordina con ellos la atención de las demandas de la población, actuando como facilitadora para la prevención y la gestión del diálogo.

 Cuando los conflictos requieren la atención de dos o más sectores (multisectoriales), la ONDS aborda su trata-miento si la PCM le encomienda la responsabilidad. En todos los casos, sin embargo, son los sectores los que, en función de sus competencias, asumen los compromisos para el cumplimiento de los acuerdos pactados.

 a) Esquema de intervención de la ONDS en la Gestión del Diálogo

 grafico6

La intervención de la ONDS busca establecer y potenciar el diálogo como oportunidad de transformación, creando un clima de confianza para que los actores en conflicto resuelvan la crisis, en la perspectiva de lograr arreglos sostenidos y permanentes.

 En un segundo momento, cuando por diversos motivos los conflictos han escalado a una fase de crisis, estos son abordados para revertir o al menos detener ese escalamiento, creando las condiciones para retomar los cauces del diálogo entre las partes involucradas. La ONDS monitorea la situación, para lo cual implementa mecanismos de seguimiento.

 La ONDS participa activamente ejerciendo labores de facilitación o mediación, según sea el caso,  en la creación  y el funcionamiento de mesas de negociación, comisiones de trabajo y otras instancias y mecanismos que involucran a los actores del conflicto.

 La PCM y el Poder Ejecutivo tienen distintos roles en la solución de los conflictos, según la naturaleza de los actores. En los casos en que el conflicto social se desencadena entre sujetos privados, éste debe resolverse mediante negociaciones bilaterales; las instituciones públicas participan para establecer condiciones que permitan lograr acuerdos y compromisos entre las partes, respetando los derechos ciudadanos y las leyes, especialmente aquéllas que regulan el acceso a los recursos naturales y a los bienes públicos.

 Si el conflicto social tiene al Gobierno Nacional como una de las partes y las demandas plantean el cambio de una política pública, o la aplicación de políticas sociales en beneficio del bien común, su resolución estará a cargo del Ejecutivo. Cuando la solución pase por revisar, modificar o aprobar leyes que atiendan la demanda de la población, esta será canalizada al Legislativo para su consideración.

 b) Mecanismos de Gestión del Diálogo

 La experiencia de la ONDS ha mostrado que no existe un único camino para crear las condiciones necesarias que permitan el establecimiento de procesos de diálogo. Sin embargo, existe una serie de mecanismos utilizados por la ONDS en su rol de facilitador, mediador o garante, que viabiliza dichos procesos.

 Dada la diversidad cultural de nuestro país, es necesaria la destreza del personal para crear y adaptar estos mecanismos a fin de gestionar el diálogo exitosamente. A continuación, presentamos una muestra de dichos mecanismos.

grafico7

 Por su naturaleza, varios de estos mecanismos pueden ser usados en las fases de preparación, gestión y seguimiento del diálogo. Cada uno de ellos corresponde a una lógica específica de trabajo, adaptándose al contexto en el que es empleado. La implementación de estas acciones constituye el día a día del trabajo de la ONDS en materia de gestión, permitiéndole desarrollar estrategias concertadas desde el Poder Ejecutivo para la solución de conflictos sociales.

grafico8

 

 

 

 

 

 

1.2.4. Promoción y Capacitación

En una sociedad que en décadas anteriores ha sufrido un conflicto armado con un saldo trágico de miles de muertos y afectados por la violencia, resulta prioritario afirmar una cultura de paz, que integre valores de respeto a los Derechos Humanos y a las libertades fundamentales y contribuya a crear ciuda-danos conscientes de sus deberes y derechos.

 En línea con su misión y objetivos institucionales, la  ONDS se orienta a contribuir a la promoción de los valores democráticos dentro de una cultura de paz, del desarrollo sostenible e incluyente, así como a la promoción de las inversiones.

 Ello supone trabajar la comunicación como una estrategia fundamental, cuya herramienta decisiva es el diálogo para el tratamiento de los conflictos desde la ONDS y desde el Estado en general.

 El enfoque de la ONDS asume que los conflictos son causados por una multiplicidad de factores. Sin embargo, se sabe con frecuencia que, estos se desencadenan o se agravan debido a la mala comunicación y la desinformación imperante entre los actores de un proceso. La comunicación es el medio para superar situaciones que puedan desencadenar o agudizar los conflictos. Por ello, se apelará a los medios de comunicación masiva y virtual para fines de difusión, formación y capacitación.

 La ONDS contribuirá a la promoción y difusión de una cultura democrática en el país, especialmente en zonas de alta conflictividad, buscando de esta manera la construcción de consensos y difundiendo la importancia  de la tolerancia y el respeto a las diferencias, más allá de las posiciones legítimas que cada persona o grupo defienda.

 La ONDS ha identificado tres áreas en las cuales una incidencia pública es necesaria para desarrollar debates constructivos con los ciudadanos. Dichas áreas tienen relación con temas necesarios para la construcción de una cultura de paz que pueda conjugar de manera armoniosa inversiones, desarrollo sostenible, democracia e inclusión.

grafico9

Comments are closed.

Informe Mensual

advertisement advertisement advertisement

Informe ONDS

documento